König al ser una empresa familiar, hemos optado por no tener franquicias, esto nos permite poder mantener el compromiso de calidad que queremos ofrecer a todos y cada uno de nuestros clientes. Esta medida también nos ayuda el mantener y crecer junto con nuestros proveedores que forman parte de nosotros.

Como este ejemplo, podemos encontrar muchos otros, como el pan redondo de las hamburguesas el que el proveedor es el mismo desde el primer día, el Frankfurt y las salchichas de especialidad alemana, que hace más de 25 años.

Esto sólo refuerza nuestra idea de tener proveedores cercanos, que nos ofrezcan la máxima calidad por encima de otros factores como el precio.
Otros ejemplos son las patatas, nuestras conocidas “BRAVAS del KÖNIG”, son elaboradas a partir de patata fresca (nunca congelada) que recibimos diariamente y que supervisa nuestro equipo diariamente antes de ser elaborada.

De proveedores de pan, tenemos más de 5, porque cada Panadería, tiene su especialidad.

La proximidad y el trato diario con nuestros proveedores nos garantiza un trato humano, rápido y garantía de calidad.

Hacemos cambios a la carta una vez al año, y siempre es en el ánimo de mejorar productos y ampliar variedades, para venir al König sea disfrutar de la comida, a un precio muy razonable, y en unos locales estéticamente muy atractivos.